La Rueda Medicinal es la enseñanza de la vida en círculo, la enseñanza de la vida en equilibrio, primero con uno mismo y luego con el resto del Universo.

 

Cuando se construye una Rueda Medicinal se crea un espacio sagrado que conecta el Cielo con la Tierra y crea un centro de armonía que se expande, sanando al que entra en él y a todo lo que lo rodea.

 

Esta rueda se convierte en un lugar de trabajo interior, de rezo, de petición de ayuda, de encuentro con la Madre Tierra y el Gran Espíritu, con el silencio y la reconexión con uno mismo y el Universo.

 

La Rueda Medicinal nos enseña a ver qué parte de nosotros no está en armonía, nos ayuda a escucharnos y a sentir cómo estamos realmente y a conectarnos con el Espíritu.

 

Desde la antigüedad los chamanes sabían muchas cosas que más tarde han sido demostradas por la ciencia.

Sabían que materia y energía son un continuo, que la energía puede transformarse en materia y la materia en energía y que nuestra consciencia e intención influyen en la materia y en la energía.